La ARMH de Valladolid calcula que se enterraron 166 víctimas de la guerra civil, asesinadas entre diciembre de 1936 y junio de 1938, aunque sospecha que puede haber más restos enterrados